Santo Tomé — 10.09.2019 —

Llega a su tramo final la primera etapa del entubado del canal Roverano

La construcción del conducto de hormigón avanza a la altura de calle Córdoba y sólo resta una cuadra para culminar la traza. La obra permitirá quintuplicar la capacidad de escurrimiento de agua en las Adelinas.

Por: santotoméaldía /

Se encuentra en su etapa final el proyecto más importante que tiene la ciudad para reducir el riesgo hídrico: el entubado del canal Roverano, la obra que permitirá quintuplicar la capacidad de escurrimiento en las Adelinas, disminuyendo los problemas de anegamiento que se producen en el barrio debido a la pendiente natural del terreno.

La construcción del conducto de hormigón, en reemplazo del histórico desagüe a cielo abierto, avanza actualmente a la altura de calle Córdoba. De esta manera, sólo resta una cuadra (hasta Batalla de San Lorenzo) para completar la traza de esta primera etapa.

“Estamos felices porque a pesar de estar inmersos en un momento muy difícil de la economía nacional, en Santo Tomé seguimos avanzando con obras de infraestructura”, afirmó la intendente Daniela Qüesta, quien supervisó los trabajos días atrás junto a funcionarios de su equipo de gobierno.

La mandataria sostuvo que el entubado del canal Roverano “es la obra hidráulica más importante de los últimos 20 años en la ciudad”. Respecto a los aspectos que faltan terminar, explicó que “además de la última parte del conducto, se ejecutarán alcantarillas para vincular el desagüe con sectores aledaños, como así también el mejorado de la calle intervenida”.

Próxima etapa

Por otra parte, Qüesta resaltó que “una obra de esta magnitud no hubiera sido posible sin el apoyo que recibimos del gobernador Miguel Lifschitz”, y  adelantó que “ya estamos gestionando ante la Provincia una ampliación de los trabajos que nos permita, en principio, continuar una cuadra más”.

“Más allá de esto, el gran desafío que tenemos por delante es lograr que la próxima gestión provincial licite la segunda etapa del entubado, lo que nos permitiría llegar con el conducto hasta la Ruta Nº 11”, expresó la intendente.

"El gran desafío que tenemos por delante es lograr que la próxima gestión provincial licite la segunda etapa del entubado, lo que nos permitiría llegar con el conducto hasta la Ruta 11", expresó Qüesta.

“De esta manera, se completarían los 4,5 kilómetros del conducto que atraviesa la ciudad de oeste a este, desembocando en el río, y llevaríamos una solución a las familias que habitan en el sector más bajo de esta cuenca, donde los problemas de anegamiento son crónicos”, detalló.

“La verdad es que cuando uno observa la escala de esta obra, realmente pone en valor el progreso que significa en términos de infraestructura para Santo Tomé. Son esas cosas que uno soñó alguna vez y que, cuando las ve hechas realidad, nos hacen sentir que todo el esfuerzo que estamos realizando vale la pena”, completó Qüesta.

Detalles de la obra

El proyecto, incluido en el Acuerdo Capital, contempla en su primera etapa la construcción de un conducto de hormigón armado de 2.550 metros de longitud que llegará hasta calle Batalla de San Lorenzo, beneficiando a una cuenca de 320 hectáreas y determinando un progreso sustancial en materia de desarrollo urbano y disminución del riesgo hídrico.

Con un presupuesto superior a los 160 millones de pesos financiado por la Provincia, la obra implica la eliminación del viejo zanjón a cielo abierto ubicado a lo largo de calle Roverano, la recuperación de veredas, espacios verdes y el empedrado y ensanchamiento de calles.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS